Publicidad

lunes, enero 01, 2007

Romaji

En 1885 se creó una sociedad formada por extranjeros y japoneses que se denominó Romaji-kai (Sociedad de Roma-Ji, letras romanas). Tenía como fin asentar las bases para la sustitución de los caracteres y letras japonesas por letras romanas (es decir, occidentales), y de este modo facilitar la comprensión del japonés a todos los extranjeros. De esta sociedad surgió un sistema de transcripción de uso común llamado Hepburn. El nombre del sistema de transcripción fue elegido como homenaje a J. Curtis Hepburn (1815-1911), médico y misionero norteamericano que dedicó su vida a la lengua y cultura de Japón, compiló el primer diccionario inglés-japonés así como la primera gramática japonesa para anglo-parlantes.

El sistema Hepburn (Hebon-Shiki como lo llaman los japoneses) es el más aceptado hasta el momento, y aunque no es el más fiel a la lengua japonesa, sí es el que mejor reproduce los sonidos de las sílabas japonesas.

Existen otros modos de transcribir el japonés, el Kunrei-shiki (sistema que quiere decir "según las instrucciones") que coincide casi absolutamente con el sistema Nippon-Shiki (sistema japonés). El Nippon-Shiki se basa no en los sonidos de las sílabas (como hace el sistema Hepburn) sino en la ortografía. Este sistema, dado que es el que más se adapta a los propios japoneses, es el oficialmente usado por el Gobierno Japonés. Los propios japoneses son bastante reticentes a la romanización, sobre todo por la tradición y porque existen demasiados signos con igual pronunciación y distinta grafía.

Si nos fijamos en los silabarios dados veremos que si en una fila se ponen las sílabas que empiezan por "s" no se sigue la secuencia normal de "sa, si, su, se, so" sino que por ejemplo "si" se convierte en "shi". Esto es debido a que el sistema Hepburn transcribe la pronunciación de las palabras. Como el sistema Nippon-Shiki se basa en la ortografía y no en la pronunciación, sigue la secuencia normal de las sílabas y de esta manera se eliminan las irregularidades. Los cambios por consiguiente son:

Shi-si, Chi-ti, tsu-tu, fu-hu, ji-zi, ji-di y zu-du.

El hecho de que los japoneses prefieran el sistema Kunrei-shiki, es que a ellos no les induce a error. Un japonés sabe que "ti" se pronuncia chi o que "tu" se pronuncia "tsu", pero a un occidental esto podría conducirle a error, por eso se usa el sistema Hepburn.

Autor: Juan Jose Ferres

No hay comentarios.: