Publicidad

LINIO

viernes, enero 02, 2015

Peligros por los anillos de plastico de los refrescos de lata


Cuando tires los plásticos circulares con los que se empaquetan las latas de refrescos, córtalos en trozos, porque si no los animales que viven y se alimentan en los vertederos pueden quedar atrapados y morir asfixiados.
Cierto refresco de cola, cambió la chapa de las latas de refrescos por el formato actual, porque las antiguas (en las que la chapa se separaba) acababan en la basura, y las playas, y el mar, y se las tragaban los delfines y morían.

Los animales quedan, atrapados cuando son jóvenes y en según van 
creciendo, estos resistentes plásticos estrangulan, generalmente, sus cuellos,
 extremidades y troncos, pero depende de cómo quedó el animal atrapado y 
de la forma del animal.Muchos animales quedan atrapados en los anillos 
de plástico de los six packs de latas de refresco o cervezas, causándoles 
sufrimiento, malformaciones, mutilaciones, invalidez, asfixia y muerte
Simplemente, cortando los anillos de este tipo de plásticos, evitaremos esta
 situación.
Esto sucede porque no en todos los lugares se disponen correctamente 
los residuos plásticos y van a parar a vertederos al aire libre, donde muchos 
animales van a alimentarse.
También, porque los consumidores de latas de refrescos o cervezas,
tiramos este tipo de plásticos en lugares no apropiados, llegando al medio 
natural, o en las calles, donde los animales quedan fortuitamente atrapados
En otras ocasiones, sucede que, los animales van en busca de comida 
a nuestros contenedores de basura o papeleras.
En definitiva, sea como fuere, lo que deberíamos de tratar de hacer, es 
reutilizar o reciclar estos plásticos de la mejor manera posiblePero, 
SIEMPRE, hay que desecharlos completamente cortados, porque nunca 
sabemos dónde van a ir a parar, con lo que el riesgo de que puedan 
convertirse en una trampa, estará presente, así que:
¡Corta los anillos de plástico de los six packs de latas para no causar 
sufrimiento y muerte a los animales!
Pasos:
1- Quitar las latas.
2- Cortar con tijeras para no dejar ningún aro de plástico.
3- Finalmente, queda una única tira de plástico que depositaremos en 
el contenedor de los plásticos o envases, siempre que sea posible.