Publicidad

domingo, junio 01, 2008

JavaScript - Paginas dinamicas

JavaScript permite crear aplicaciones específicamente orientadas a su funcionamiento en la red Internet.
Usando JavaScript, se pueden crear páginas HTML dinámicas que procesen la entrada del usuario y que sean capaces de gestionar datos persistentes usando objetos especiales, archivos y bases de datos relacionales.
Con JavaScript se pueden construir aplicaciones que varían desde la gestión de la información corporativa interna y su publicación en Intranets hasta la gestión masiva de transacciones de comercio electrónico.

JavaScript puede utilizar una tecnología propietaria de Netscape, denominada LiveConnect; con el propósito de que las aplicaciones JavaScript puedan tener acceso a aplicaciones basadas en objetos distribuidos CORBA y Java. En cualquier caso, es importante señalar que, pese a la similitud de nombres, JavaScript no es Java.

Las aplicaciones cliente y servidor en JavaScript comparten el mismo núcleo de lenguaje. Este núcleo se corresponde con ECMA-262, el lenguaje de scripts estándar de la Oficina de Estándares de la Unión Europea, con algunos añadidos extra. Aunque Javascript de cliente y de servidor comparten el mismo conjunto base de funciones y características; en algunos casos se utilizan de distinta forma. Los componentes de JavaScript son los siguientes:

-Núcleo de JavaScript (Core JavaScript).

-JavaScript para Cliente.

-JavaScript para Servidor.

JavaScript para cliente engloba el núcleo del lenguaje y algunos elementos adicionales como, por ejemplo, una serie de objetos predefinidos que sólo son relevantes para la ejecución de JavaScript en el contexto de un cliente Web.

Así mismo, JavaScript para servidor incluye también el núcleo de lenguaje y los objetos predefinidos y funciones necesarias para el correcto funcionamiento en el marco de un servidor.

El código JavaScript para cliente se integra directamente en páginas HTML y es interpretado, en su totalidad, por el cliente Web en tiempo de ejecución.

Puesto que con frecuencia es necesario ofrecer el mayor rendimiento posible, las aplicaciones JavaScript desarrolladas para servidores se pueden compilar antes de instalarlas en dichos servidores.

Los clientes Web que soportan JavaScript, tales como el Netscape Navigator/Communicator (desde la versión 2.0) o el Microsoft Internet Explorer (desde la versión 3.0) pueden interpretar sentencias JavaScript colocadas en un documento HTML.

Cuando el cliente Web solicita una página de este tipo, el servidor envía por la red al cliente el contenido completo del documento; incluyendo todos los códigos HTML y las sentencias JavaScript que pudieran existir en éste.

El cliente lee entonces la página de forma secuencial, desde el principio hasta el final, representando visualmente los códigos HTML y ejecutando las sentencias JavaScript conforme avanza el proceso de lectura e interpretación.

Las sentencias JavaScript colocadas en una página Web pueden dar respuesta a eventos de usuario, tales como la pulsación de un botón del ratón (clic), la entrada de datos en un formulario y la navegación por una página.

Por ejemplo, se puede crear una función JavaScript que permita verificar que la información introducida por el usuario en un campo de entrada de datos de un formulario (número de teléfono, código postal, número de tarjeta de crédito, etc.) tienen el formato correcto.

En este caso, lo importante es que, sin necesidad de realizar ninguna transmisión de datos por la red, se puede validar dicha información, mostrando al usuario un cuadro de diálogo en caso de que ésta sea incorrecta.

Se ofrece aquí un primer ejemplo en el que se ilustra la integración directa de código JavaScript en un documento HTML:

html

head

title Primer ejemplo de JavaScript /title

/head

body

Esto es texto normal de un documento HTML